• Interacumuladores para condensar y almacenar gas licuado a presión constante.
  • Intercambiadores tubulares para calefacción, refrigeración o condensación de fluidos.
  • Separadores para sólidos o líquidos dispersos en una corriente gaseosa.
  • Filtros para retención de partículas y/o adsorción de humedad y/o adsorción de COV´s.
  • Reactores y autoclaves adaptados a cada aplicación en particular. Opcionalmente:
    • Diseñados con cierres de apertura rápida para facilitar las operaciones de carga y descarga.
    • Dotados de filtros o cestas para confinar la materia prima dentro del recipiente.
    • Complementados con camisas calefactoras o de refrigeración.

Todos nuestros equipos cumplen con la Directiva Europea de equipos a presión a la vez que se diseñan y fabrican en cumplimiento con códigos de reconocido prestigio como ASME y EN 13445.